Aplicaciones en la nube

La migración de las aplicaciones informáticas a la nube es el futuro desde hoy. Ya no se trata de tendencias ni de experimentos, hay que plantearlo lo antes posible si no se quiere correr el riesgo de quedarse totalmente obsoleto y desfasado en muy poco tiempo.

Economía

Ya no es necesario invertir en costosas licencias. El mercado se dirige al pago por uso, cuotas anuales o, incluso mejor, mensuales. Sin necesidad de un mínimo de usuarios; pague solamente por los usuarios que tenga en cada momento. Además, precios “todo incluido”: uso, actualizaciones y soporte técnico.

Multidispositivo

Imagínese tener sus aplicaciones y sus datos no solo en la oficina. Podrá acceder a ellos desde la tablet o desde el móvil. No se trata de llevarse el trabajo a casa, sino de poder acceder Vd o sus empleados, comerciales, clientes, etc desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Seguridad

Copias de seguridad de los datos, protección ante virus informáticos o incluso lo aparentemente improbable como daños físico por inundación, incendio o robo de sus equipos informáticos. Estos peligros, que no dejan de preocuparnos, desaparecen con las aplicaciones en la nube.

Legalidad

Nadie se puede “jugar su negocio” por trabajar sin licencias de software. Las aplicaciones en la nube permiten, por fin, trabajar con licencias legales a un precio razonable.